jueves, 4 de febrero de 2010

Sentirnos ciegos (4ª Parte)

Aqui os sigo poniendo las redacciones de los alumnos para que podaís leerlas atentamente, pues son sus sentimientos, sus pensamientos acerca e la ceguera.



LA ONCE
La verdad es que  prefiero  ver  bien porque es incomodo, cansado y muy triste porque no puede hacer muchas cosas ni disfrutar de ellas.
Me parece bien que quiten las barreras para que puedan moverse mejor  y para hacerles la vida más fácil.  
Guillermo 

      La once

A ciegas: me  sentí  muy rara, por ejemplo tenía que tenerq mucho cuidado para no  darme con las paredes .Mis padres me tenían que guiar por toda la casa, también me  sentí muy mal pero por otro lado fue muy divertido pero al final he comprendido a los ciegos al fin y al fin y al cabo he aprendido como se sienten. Me  gusto mucho el trabajo.

Alicia

 



A CIEGAS

            Estando A ciegas me he sentido muy mal porque no sabía donde estaba. Aunque se donde están los muebles en mi casa, no he calculado bien y me he chocado con la silla, la mesa etc.
            También me he sentido mal al no poder ver la televisión, pues aunque la oía, no podía imaginarme lo que salía.

___Ciegos___

Los ciegos tienen que pasarlo mal, porque no ven la claridad, andar a ciegas es muy triste y peligroso sobre todo en la calle. Yo me he puesto en su lugar durante 1 hora y media, me he dado cuenta que necesitan la ayuda de la ONCE , solos es muy difícil , los que les ayudan les enseñan y les dan clases y ayuda sicológica que es también muy importante. Me ha gustado ponerme en su lugar porque he comprendido que ser ciego es muy complicado.

Mónica Santos Rodríguez


Un saludo a todos y muchísimas gracias. Si alguno de vosotros pasaís por aqui nos gustaría que dejaseís vuestros comentarios. Un saludo Javier Ramos


2 comentarios:

Anónimo dijo...

He probado durante un tiempo ser ciega y me he sentido muy incómoda de no poder ver. Era muy difícil andar por la callesin ver nada. También debe de ser muy difícil comer, cocinar, limpiar o bañarse. También tenía mucho miedo de que no me guiaran bien y me chocara con algo o me cayera. Pero por otra parte ha sido muy divertido porque he estimulado el sentido del oído y el tacto para oír si había un río o si pasaba por allí algún animal o por si me iba a chocar con un árbol una pared... Ha sido muy chuli estar ciego durante unos minutos y ha sido una experiencia muy rara pero increíble. La repetiré. Por fin comprendo el gran esfuerzo que hacen y el mérito que tienen los ciegos.
Elena Ortega Recio

Javier Ramos dijo...

Muchísimas gracia Elena por tu comentario, es un comentario con mucho sentimiento y reflexión.